YORDANO PARA RATO

Yordano interpretando la ya polémica Sueños Clandestinos
Yordano interpretando la ya polémica Sueños Clandestinos

 

Artículo publicado en mayo de 2012 en la revista Zeta


Aclarando que nunca ha bajado el tono en el que canta sus canciones, como es usual en los cantantes al pasar los años, Yordano cautivó por casi tres horas a una audiencia ya cautiva desde mediados de los años 80 en un concierto que como su nombre indica, fue con él “solo y de cerca”

Por SARA KAFROUNI


“Como en las películas, cualquier parecido con la realidad es pura coincidencia.” Dicho esto, Yordano cantó: “Llegó anunciando que nos iba a salvar, y desde entonces no para de hablar. Lleva un disfraz para cada ocasión, pero le aprieta en la constitución, y le incomoda y se pone peleón, pero en el fondo él solo quiere atención. Y eres libre de decir lo que piensas, pero sabes que luego habrá consecuencias…y lo que a él le gusta es que ja-ja-jalen bolas, jalen bolas”.

Con este nuevo tema llamado Sueños Clandestinos, homónimo de su nuevo álbum, Yordano hizo irrumpir en gritos a la audiencia de un concierto que horas antes había comenzado en expectativo silencio.

“Qué silencio”…fue la frase con la que el cantautor venezolano Yordano Di Marzo inició su concierto llamado “Yordano, solo y de cerca”, lo que causó las risas cómplices y una ola de aplausos provenientes de una audiencia adulto-contemporánea, algunos niños e inclusive personas de avanzada edad. Vestido con “su mejor camisa”,  chaleco, corbata, lentes coloreados, pantalón al talle y un notable sombrero fedora a lo capo italiano, arrancó con el clásico tema Stand By Me, cantada en inglés y español, y rodeado por su colección de guitarras.

La particularidad de esta presentación es que Yordano narra la historia de su vida,  hilada con su poética voz, 25 temas y divertidas anécdotas que revelaron algunos “chismes” detrás de sus grandes éxitos, como que su composición No voy a mover un dedo, que fue un exitazo para Guillermo Dávila, fue inicialmente rechazada por otros intérpretes.

Con la que describió como su primera composición, Trataré, fruto de un desamor, Yordano descubrió que tenía una voz “distinta” y que su gusto musical fusionaba elementos que lo encaminaban en una dirección musical contraria a sus anhelos de ser un John Lennon, un Héctor Lavoe, o un Bob Dylan.

Yordano aprovechó la oportunidad para bromear sobre sus habilidades para bailar a propósito de una “salsita” de su disco “Negocios son Negocios”, además de compartir que en el momento en que estaban lanzando a Marlene y Guillermo Dávila, cuando existían las disqueras y productoras como Fonotalento, éstos le reclamaron que sus canciones eran muy crudas y que tenían demasiado “cuchillo y puñal”, lo que causó las carcajadas de todo el público al recordar no solo los temas que incluían estas palabras sino también el polémico tema Por estas calles, que con su realismo politico-social amenizó cada capítulo de la telenovela que llevaba el mismo nombre, transmitida por RCTV entre 1992 y 1994.

Un sonriente Yordano feliz por su público a casa llena
Un sonriente Yordano feliz por su público a casa llena

Luego de casi dos horas de concierto, Yordano comentó que estaba en un proceso de composición y grabación de temas para su nuevo disco “Sueños Clandestinos” del que ya tiene un 50% listo. Cuenta que una de estas melodías la grabó en el aeropuerto de Roma, y que fue “cuando descubrí que podían los celulares grabar una melodía. (…) cuando yo la toco, nos recuerdo a nosotros caminando por Roma. Estuvimos un mes caminando, tanto que con todo lo que comí, pasta por supuesto, rebajé. Este tema se llama Si me preguntaran”. Otros de los nuevos temas que presento fueron Tierra de sol bendita y Siente la brisa, los cuales dedicó a su actual pareja y quien desde el público le dirigió un complacido “gracias mi amor”.

Yordano compartió con la audiencia esa noche su experiencia como padre, su trajinar por la Caracas nocturna que tanto lo lleva a cantar de la luna, sus estudios de arquitectura e inicios laborales, sus incursiones comerciales, la desaparición del negocio disquero, e incluso dijo que sus múltiples canciones sobre las mujeres de la noche vienen de haber acompañado a un amigo a serviciarse en los prostíbulos, afirmando que él nunca fue por si mismo. Deduciendo por las risas y los “Sí Luis”, parece que el público no le creyó mucho esto último. Entre estos anécdotas, Yordano puso a todos a cantar Vivir en Caracas, Hoy vamos a salir, Chatarra de amor, Dias de Junio, Lejos, Otra cara bonita, Por estas calles, Aquí viene la noche, Besos en la lluvia, A flor de piel, Locos de amor, Madera fina, Manantial de corazón, Perla negra, Azul, Bailando tan cerca, Aquel lugar secreto, y Cuentas, con el que lloró al recordar que era inspirado en lo que sus hijas le contaban del colegio. Yordano cerró el concierto con Algo bueno tiene que pasar, cambiándole la letra a “algo bueno vamos a lograr”, dando mucho ánimo a la audiencia. De esta manera, el gran cantautor recorrió 30 años de su vida artística en un íntimo concierto, donde simplemente era él, sus letras, su música y sus recuerdos.

Advertisements